Este viernes 4 de marzo se conmemoró el Día Mundial de la Obesidad, pero en su lugar muchas personas decidieron hacerlo el Día Mundial contra la Gordofobia.

Qué es la gordofobia

Según @krizia.nutricionconsiente es el odio, rechazo, violencia, discriminación y opresión que sufren las personas gordas por el hecho de ser gordas, la cual está basada en diferentes creencias: que están enfermas, que son perezosas o descuidadas, que comen mucho o de mala calidad, que se mueven poco o que son gordas por decisión.

Este concepto está normalizado en la calle, en las familias, en las redes sociales, en las instituciones, en la política, etcétera, lo que genera graves consecuencias a las personas de cuerpo grande.

Asimismo, se puede distinguir una gran discriminación hacia ellas donde el sistema laboral tanto como el de salud son también parte. Además, en algunos medios de comunicación las personas de cuerpo grande son objeto de burla. Todo esto hace que su calidad de vida se vea afectada a nivel físico tanto como mental y social, haciendo a un lado sus derechos como personas.

El equipo de salud incluyente también se sumó a esta campaña, haciendo notar que la obesidad está determinada por el índice de masa corporal, que no es un indicador de salud, ya que solo mide peso y talla sin tener en cuenta otros factores que determinan la salud de una persona.

Por estos motivos, se rechaza la patologización de la obesidad, dado que estar saludable no es solo consecuencia de nuestras medidas. Ellas conciencian sobre que la gordura es parte de la diversidad humana y que las personas gordas son merecedoras de recibir atención médica digna.

«Si realmente buscamos salud, es necesario combatir la gordofobia», nos dice Silvina Chávez, nutricionista y columnista de Grandes Chicas.

Deja una respuesta