Durante un plenario de las Comisiones de Presupuesto y Hacienda presidida por el senador de La Rioja, Ricardo Guerra (Frente Nacional y Popular); y de Educación y Cultura, a cargo de la senadora por San Juan, Cristina del Carmen López Valverde (Frente Nacional y Popular), obtuvo dictamen el proyecto que prorroga por 50 años del financiamiento a las industrias culturales, que tiene media sanción en la Cámara de Diputados.

El plenario contó con la visita del vicepresidente del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), Gustavo López, quien comenzó su alocución en apoyo a la prórroga haciendo referencia a que la cultura «no es una actividad económica igual a otras sino que estas tienen un intangible que les da el valor. Un libro no vale por lo que pesa o las páginas que tiene sino por su contenido, su valoración es simbólica y estas son industrias simbólicas».

En este sentido, mencionó a Oscar Oszlak, economista y sociólogo, para definir que uno de los elementos del Estado es la creación de símbolos que le den un sentido de unidad a la Nación, y es aquí donde aparece la cultura como el vehículo por donde se transmiten los símbolos que le dan cohesión y unidad a una Nación, y agregó: «Imaginemos por un momento que todo el papel del mundo para fabricar diarios o libros tuviera un único dueño, y ese dueño podría determinar quién escribe, quién no escribe y qué escribe, no tendríamos Borges ni Cortázar».

«Con esta materia ocurre algo parecido, Estados Unidos produce el 85% del audiovisual que se produce, distribuye y exhibe en el mundo, es un fenómeno característico de esta actividad hace 50 años y hoy en día y ese 15% restante solo es posible porque existen leyes de promoción, protección y fomento de la actividad cultural en toda América y en toda Europa», detalló.

Por su parte, la oposición, representada por el senador por Chaco, Víctor Zimmermann (UCR), expresó que «nosotros creemos fervientemente que el financiamiento siempre es un problema y hay que tratar de garantizarlo, fundamentalmente cuando hablamos de las industrias culturales. Tenemos algunas dudas con respecto a lo de los 50 años, pero me parece que es un tema que tenemos que seguir conversando».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.