La expresión «género» dentro del ámbito social fue evolucionando con el paso del tiempo. En la primera parte del Siglo XX, el término empezó a formar parte de los debates antropológicos y sociológicos dada la forma que iba tomando la conducta humana según su sentir, ya que no se encontraba predefinida por los genes. Posteriormente, se concretó la inserción del término en el campo de las ciencias sociales.

Entre los años 1885 y 1910 fue donde apareció una nueva forma de entender y hablar sobre la «sexualidad humana» junto a la Psicología y Psiquiatría. Fue en esta época donde se comenzaron a utilizar los términos «homosexual» y «heterosexual».

En el año 1963 se realizó el 23° Congreso Psicoanalítico Internacional de Estocolmo, donde Robert Stoller introdujo la distinción sexo/género tras buscar una palabra para poder diagnosticar aquellas personas que, aunque poseían un cuerpo de hombre, se sentían mujeres. La tesis fundamental que se destacó consistió en destacar que: no existe dependencia biunívoca e inevitable entre géneros y sexos, por el contrario, su desarrollo puede tomar vías independientes.

El género es una construcción sociocultural

Es de gran significancia e influencia el aspecto sociocultural, si tenemos en cuenta los modos de pensar, sentir y comportarse de ambos géneros, más allá de su confección natural.

Esto ocurre a partir de estadios muy tempranos en la vida de cada infante humano, se incorporan ciertas pautas de configuración psíquica y social que dan origen a la feminidad y a la masculinidad.

¿Esto qué significa?

A) Es el sexo biológico masculino y femenino.

B) No es sexo biológico sino que es sexo psicológico basado en una percepción de un sentir interno como hombre o mujer.

C) Sexo social, esto significa ser hombre o mujer, sus conductas, apariencia son una construcción sociocultural del individuo.

D) Identidad de género: está dentro de un marco de perspectiva legal porque su regla de oro es donde están establecidos por los derechos de los principios de Yogyakarta 2006 (miembros de la ONU).

¿Qué son los principios de Yogyakarta?

Son una serie de principios sobre cómo se aplica la legislación internacional de derechos humanos a las cuestiones de orientación sexual e identidad de género. Los principios ratifican estándares legales internacionales que los Estados deben cumplir. Prometen un futuro diferente, donde todas las personas, habiendo nacido libres e iguales en dignidad y derechos, podrán ejercer ese precioso derecho adquirido al momento de nacer.

Hay diferencias entre género y sexo. Veamos a continuación. Tomemos en cuenta a una persona donde si hablamos de sexo nos referimos a su cuerpo diferenciando el sexo femenino y el masculino, su identidad es física y es fija, no cambia. Si hablamos de género vemos su aspecto mental, sus gustos sexuales son infinitos, su identidad se rige por su estado mental y, a diferencia del sexo fijo, el género es fluido.

Por último, para la reflexión te dejo algunos interrogantes: ¿de dónde vienen los profundos sentimientos internos? ¿Por qué hay personas que este sentir es tan importante que hay que crear leyes para proteger a este grupo de personas? ¿Qué hay con este sentir con mi cuerpo?

Deja una respuesta