En sintonía con la campaña electoral que se está llevando adelante en nuestro país, en Ahora Nosotras charlamos con Celeste Fierro, precandidata a diputada nacional por el Movimiento Socialista de Trabajadores (MST) dentro del Frente de Izquierda Unidad.

Fierro nos cuenta cómo está transitando este inicio de campaña: “Muy contentos, porque logramos nuevamente presentar al Frente de Izquierda Unidad que contiene a cuatro de las fuerzas principales de la Izquierda en todo el país y eso es para nosotros un punto muy importante de partida porque logramos esa unidad, pero queremos ir por más. Lo que planteamos concretamente es cómo hacemos para convertir y transformar la Izquierda en una verdadera alternativa política, ese es el debate que tenemos y que queremos afrontar en estas PASO, fundamentalmente, para seguir construyendo hacia adelante la alternativa que creemos que es la única que tiene propuestas reales de salidas positivas para las mayorías”.

Asimismo, nos comenta el propósito de terminar con los privilegios de los políticos: “No podemos seguir aceptando que se firme un cheque en blanco porque en campaña pasan los distintos referentes de distintos espacios políticos a prometer miles de cosas y después no solamente no hacen lo que prometieron sino que, también, muchas veces hacen completamente lo contrario. Entonces creemos que no se puede firmar un cheque en blanco, que la participación sea solamente cada cuatro años o dos años sino que todos los cargos tienen que ser revocables”.

También agrega: “Estamos convencidas de que tienen que vivir como vivimos como cada una de nosotras y nosotros como trabajadoras y trabajadoras. Este proyecto ya lo hemos presentado en la Legislatura Porteña y, por supuesto, solamente lo hemos acompañado nosotros, que es la obligatoriedad de que todo funcionario político se atienda en los hospitales públicos, que envíen a sus hijos e hijas a la escuela pública, son los mismos que votan el presupuesto. La mayoría mandan a sus hijos a escuelas privadas, ninguno hace la cola desde la madrugada para sacar un turno en los hospitales públicos, entonces no viven lo que es nuestra realidad”.

Asimismo, la precandidata plantea que «los funcionarios políticos volvieron a aumentarse el salario mientras la mayoría de los trabajadores no superaban sus paritarias el nivel de inflación, se aumentaron sus salarios un 40% y hubo sectores que justificaban. Toda la población necesita tener salarios por arriba de la canasta familiar y no es lo que sucede hoy, porque el promedio de lo que cobran hoy es 40.000 pesos. Esta desigualdad hace que vivan en otra Argentina, en otro país distinto al nuestro. Terminar con la casta política es eso y, si esto se logra hacer, realmente vamos a estar en esos lugares quienes entendemos la política como una forma de transformar la realidad y no como una carrera personal y para beneficio propio como lo utilizan muchos sectores tradicionales”.

En este sentido, se refiere al actual Jefe de Gobierno porteño: “Larreta no manda a sus hijos a la escuela pública, van a sacarse la foto por ahí cuando hacen algún tipo de campaña, pero no viven esa realidad”.

Finalmente, respecto a la situación educativa, señala: “Uno de los reclamos durante todo este tiempo fue la necesidad de mayores insumos para la conectividad, es indignante ver a Soledad Acuña y Horacio Rodríguez Larreta como los paladines de la educación pública y tienen a las escuelas en estas condiciones, a la docencia con salarios también por debajo de la línea de pobreza. Entonces, creo que es clave discutir que hace falta un congreso pedagógico nacional y que pueda participar toda la comunidad educativa para discutir, no solamente los planes, sino qué tipo de escuela, cuestiones que tiene que discutir la comunidad educativa en su conjunto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.