Entre la gran cantidad de negocios afectados por la cuarentena obligatoria, las librerías y editoriales se organizaron para implementar estrategias para poder sostenerse. Conocé algunas iniciativas.

«¡Sálvese quien lea! Del neoliberalismo nos curamos juntxs» es una iniciativa colectiva entre pequeñas y medianas editoriales, librerías y cooperativas, que consiste en comprar al menos tres títulos de los 120 ofrecidos por 27 editoriales a precios promocionales y se podrán retirar una vez finalizada la cuarentena.

Otro emprendimiento es «Mi librería», una suscripción de 250 pesos por mes, que se podrá usar como forma de pago como y cuando uno quiera en la librería en la que se haya anotado en la web milibreria.com.ar. Cuando uno entra al sitio, la propuesta expresa: «Una forma de ayudar a la librería de tu barrio y obtener beneficios a cambio. Suscribite por $250 mensuales y participá de sorteos de libros semanales, entre otros beneficios. La plata sigue siendo tuya. Vas a poder usarla como forma de pago en el momento que quieras en la librería que seleccionaste».

Finalmente, Ediciones Godot sistematizó «Librerías con delivery». A partir del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que amplió el listado de actividades y servicios exceptuados del Aislamiento Social Preventivo Obligatorio e incluyó la venta de libros por internet con entrega a domicilio, al ingresar acá vas a encontrar una lista de librerías que incluyen este servicio y también compra futura.