La astrología es una ciencia sagrada y me refiero a “conocimiento”, porque en su conjunto (como la astronomía, la matemática, la psicología y los arquetipos vistos en mitología) hacen de ella una ciencia muy completa.
Los símbolos son seres vivos, nos hablan, nos comunican y todo el zodiaco está lleno de ellos, por lo tanto, no podemos tomar tan a la ligera este conocimiento legendario. Aunque parece que algunos sí lo hacen de manera liviana.
los astros inclinan pero no obliganEmpresas chinas “están privilegiando a los nacidos bajo los signos de géminis, piscis o acuario, en desmedro de otros como libra o virgo, que son considerados como quisquillosos o poco comprometidos con el trabajo”, dice una noticia. Y más adelante detalla que “un egresado identificado como Xu Jingmin dijo que fue rechazado en un empleo, pese a cumplir con todos los requisitos, por pertenecer a un signo catalogado como inadecuado”.
Cuando leí esto, enseguida me vino el recuerdo de aquellos que siempre dicen: “Pero escorpio es terrible, súper controlador y manipulador; géminis en lo único que piensa es en la plata y, según con el gemelo que se levantó, te ama o te odia”. ¡Por favor! Tomemos a la astrología como lo que es: una ciencia madre dadora de conocimiento y complementaria de otros estudios tan importantes como la psicología o la mitología. No rebajemos a una ciencia por proyecciones propias no resueltas.
astrologiaempresarialbhCuando uno estudia y se conecta con instrucciones tan sabias como los símbolos, ellos no son categorías de buenos o malos, en esta parte del conocimiento lo bueno o lo malo no existe, porque la verdad “es”. No hay signos inadecuados o adecuados, las personas no somos solo el signo solar, somos un conjunto de símbolos que actúan dentro nuestro y, así y todo, hay algo que es superior a todo esto que se llama “voluntad”, que se encuentra afuera de todo este mandala (si bien se puede ver la voluntad de un hombre en una carta natal) que responden a otras fuerzas que están fuera de los pares de opuestos. Para que quede más claro, voy a dar un ejemplo: hacemos una carta y nos damos cuenta que la persona tiene una inclinación a la adicción (ponele, a la bebida). Si su voluntad es lo suficientemente fuerte porque su alma lo es, no está conminada a transitar por ese sendero, puede tener la inclinación pero no la obligación, por eso hay un dicho en astrología que dice que “los astros inclinan pero no obligan”. El Hombre es superior a su destino “inclinado no marcado”, porque quien marca el destino es él mismo. ¿Cómo? Por las decisiones que toma. Cada decisión es un sendero o camino y por él transita. ¿Te das cuenta que la astrología no puede ser predictiva pero sí orientativa? Ya sé que es un asunto filosófico y da tema para rato, pero con esta simple nota lo que quiero señalar es que no se puede contratar a una persona para un puesto de trabajo por haber nacido bajo un signo determinado, porque son muchos los factores que hay que mirar y analizar.
La evolución humana es poder integrar a todos los signos dentro de uno, porque el círculo zodiacal es eso, un círculo con 12 puertas para entrar a una dimensión y aprender. Cuando decimos que el Cristo es de capricornio porque nació un 25 de diciembre no decimos nada, porque un ser que viene a traer un mensaje de amor para toda la humanidad (avatar) y crea una doctrina que (hasta el día de hoy) es analizada, cuestionada o seguida, va más allá de ese signo, porque como hombre y como ser divino ya integró a los 12 símbolos zodiacales y puede, por propia voluntad, manejarse con el signo que crea necesario para transmitir algo.
integracion zodiacalY para complicártela más y observes que las cosas no son tan lineales, a medida que estudiamos astrología hacemos síntesis. ¿Qué quiero decir? Que los signos no son 12 sino 6, porque el ser humano se polariza muchas veces en su signo opuesto al que nació y esto sucede, como diría Carl G. Jung, porque “el hombre necesita pendular para encontrar el equilibrio”.
Si la empresa toma a sus empleados según el signo zodiacal tiene poca seriedad. Ahora, si la compañía pregunta fecha de nacimiento, hora y lugar y te saca una carta natal, ya estamos ante una empresa seria, porque la carta en su conjunto sí te puede decir si sos honesto o deshonesto, si tu tendencia te lleva a mentir y engañar o a comprometerte y valorar.