El 2020 estuvo marcado por la virtualidad en aspectos relacionados a los vínculos, al trabajo, esparcimiento y educación, entre otros. Progresivamente en todo el mundo, se van habilitando diversas actividades.

Un tema que generó gran controversia fue el retorno a las aulas, poniendo una vez más en discusión la labor docente a través de máximas como “los chicos perdieron el año escolar” (sin considerar las clases virtuales que tuvieron lugar durante todo el año pasado) y, asimismo, declaraciones peyorativas de funcionarios tales como “sindicatos obstruccionistas” y “docentes fracasados”.

Finalmente, el pasado viernes se anunció que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) ya cuenta con un protocolo de inicio de clases y que, a su vez, en estos días lo darán a conocer a la comunidad educativa. Por su parte, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, manifestó su propósito de que el ciclo lectivo inicie en marzo.

En Ahora Nosotras charlamos con Paula Galigniana de UTE-CTERA sobre la postura de los gremios, el vínculo con los funcionarios, la relación con las familias, el rol de los medios de comunicación y mucho más.

Tras un año de educación a distancia y en un contexto actual marcado por un claro aumento de casos de COVID-19, ¿cómo tomaron la voluntad del Gobierno de volver a la presencialidad?

“Inicialmente, lo que planteamos no es una negativa a la presencialidad siempre que sea cuidada, respetada y que cumpla con determinados protocolos que garanticen que no haya un aumento exponencial del virus, que no exponga ni a estudiantes, ni docentes, ni auxiliares.”

¿Cómo tomaron la intención de Horacio Rodríguez Larreta de recusar al juez Roberto Gallardo quien solicitó información sobre el protocolo a aplicarse con el personal docente?

“Es una operatoria común que hace el Gobierno de la Ciudad, de utilización de la justicia porteña. Ya lo recusó cuando el juez Gallardo pidió que diera explicaciones sobre la entrega de computadoras a los que habían reclamado por no tener conectividad. El juez armó un registro de estos chicos que estaban desconectados y fue recusado por el gobierno porteño. Es el mismo tribunal que luego le niega la vacante a una nena cerca de fin de año por un fallo que habilita a la ciudad a negarse,”

Funcionarios y exfuncionarios como la ministra Soledad Acuña y Patricia Bullrich cuentan con un historial de declaraciones muy desafortunadas hacia la comunidad docente. ¿Considerás que esto impacta en el sentido común de parte de la sociedad? Además, ¿por qué se juzga tanto a los docentes cuando reclaman por sus trabajos?

“Con respecto a la Ministra de Educación, quedó al descubierto en ese video en el cual ella habló sobre los docentes de la ciudad, demostró cuál es realmente su posición sobre la educación y las personas. Sus dichos fueron discriminatorios, tiene todos los componentes que puede tener alguien que habla sobre alguien o algo que detesta o que no considera un par. Por otro lado, más que en la sociedad hay un discurso y un sentido común muy instalado en los medios. Sinceramente, a nosotros nos acompañan en todos los conflictos que sostenemos no solo los salariales, nosotros también nos enfrentamos al cierre de escuelas, la búsqueda de vacantes para los chicos y demás. Siempre hemos sido acompañados por la comunidad educativa, por lo cual esa fractura entre sociedad y docentes no es tan real cuando uno va a la práctica y ve el acompañamiento.”

Según los datos otorgados por Argentinos por la Educación, se expresa que las familias manifiestan estar muy conformes con la labor de los y las docentes, pero que igualmente consideran que los chicos perdieron contenidos este año. ¿Cuál es tu mirada sobre esta idea de que en el 2020 se perdió aprendizaje?

“Sería un debate muy largo. Hubo un ciclo lectivo en esta situación, uno no planeado, el ciclo lectivo comenzó formalmente con docentes planificando el año escolar como cualquier otro y hubo que hacer toda una reinvención sobre la marcha. Poniendo el cuerpo, porque frente a la computadora uno también pone el cuerpo. Fue algo nuevo para todos en todos los ámbitos.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.