Con motivos de la semana por la Memoria, Verdad y Justicia producto de la última dictadura cívico-militar, destacamos el rol importante de la cultura musical como resistencia.

Como es histórico en nuestro país, dos bandos separaron las extensas tierras argentinas. Estuvieron plagados de idas, con muy pocas vueltas. Pero, lamentablemente, si esto no ocurría la música nacional no hubiese tenido el peso que, aún hoy, no pierde. Por un lado, el mundo «hippie» o «revolucionarios», como los denominaban, por otro los que, según ellos, venían a poner orden.

Sin embargo, desde 1976 hasta 1983 se vivió una época de persecución hacia quienes no seguían los ideales de la Junta Militar y un número importante de personas tuvo que irse del país, además de miles de desaparecidos. El mundo musical se vio beneficiado por el hecho que se había prohibido la reproducción en la radiofonía de todas las bandas inglesas o anglosajonas, por lo que se dio más énfasis al producto nacional, pero no todo era «color de rosas». Muchas de las letras se tuvieron que modificar o, directamente, desaparecieron del mapa.

En medio de un contexto donde el celeste y blanco de nuestra bandera se teñía de un rojo sangriento y de persecuciones sin fin, quienes comandaron estos reprochables actos necesitaron de la ayuda de sus enemigos, o quienes eran apuntados por sus letras, para llevar un mensaje de que «todo estaba bien» y fomentar a los jóvenes para que se inscriban en la Guerra de Malvinas. Sin quebrar sus ideales, personalidades como Charly García o Raúl Porchetto se solidarizaron con los nuevos enemigos del Gobierno de Facto.

En 2009, varios años después, se filtró una lista que integran más de 150 temas musicales que estuvieron prohibidos por las radios. Por este motivo, vamos a compartir cinco temas nacionales emblemáticos que sufrieron el encajonamiento por parte del Proceso de Reorganización Nacional.

«Viernes 3AM» de Serú Girán

«Ayer nomás» de Moris y Los Gatos

«Violencia en el parque» de Aquelarre

«Me gusta ese tajo» de Pescado Rabioso

«San Lorenzo» de Billy Bond y la pesada del rock and roll

Artículo elaborado especialmente para puntocero por Facundo Olguín.