El lunes 6 de octubre se dio a conocer en Estocolmo el Premio Nobel de Medicina 2019 concedido a los científicos William Kaelin Junior, Peter Ratcliffe y Gregg Semenza por sus descubrimientos sobre “cómo sienten y se adaptan las células a la disponibilidad de oxígeno”, señaló el Comité del Nobel.

Los expertos -Kaelin y Semenza son estadounidenses, mientras que Ratcliff es británico- compartirán por igual los 9 millones de coronas (918.000 dólares) que otorga la Academia. Es el 110° premio que se entrega en esa categoría desde 1901. Kaelin trabaja en Harvard, Semenza en la Universidad Johns Hopkins y Ratcliffe en el Instituto Francis Crick en Gran Bretaña.

Los científicos encontraron “el interruptor molecular de cómo adaptarse” cuando los niveles de oxígeno varían en un cuerpo, explicó la institución, y señaló que la labor primordial de las células es convertir oxígeno en alimento y que células y tejidos experimentan cambios constantes en la disponibilidad de oxígeno.

Los hallazgos de los premiados “tienen una importancia fundamental para la medicina y allanaron el camino a prometedoras nuevas estrategias para combatir la anemia, el cáncer y muchas otras enfermedades”, afirmó el Instituto Karolinska.

Aunque la importancia del oxígeno para las células es conocida para los científicos durante siglos, los mecanismos por lo que las células se adaptan a los cambios en los niveles de este gas fueron históricamente un misterio. No obstante, gracias a estos tres científicos, cada vez disponemos de más información al respecto.

El estudio de la adaptación de las células a las variaciones en la concentración de oxígeno es vital para comprender procesos implicados en el metabolismo, el desarrollo embrionario, la respuesta al ejercicio físico y a la altitud, el funcionamiento del sistema inmunitario y, por supuesto, la respiración. Además, está implicado en el desarrollo de enfermedades como la anemia, el cáncer, el infarto, las infecciones o los derrames cerebrales. Por eso, los hallazgos de los tres galardonados suponen un gran avance en medicina.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.