El Gobierno Nacional comunicó medidas restrictivas para la compra de divisas en moneda extranjera e informó este miércoles mediante una conferencia de prensa que «la AFIP va a establecer una retención de Impuesto a las Ganancias del orden del 35% para las compras de dólar ahorro y pago con tarjeta de crédito al exterior», según adelantó Miguel Ángel Pesce, presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

De esta manera, quienes decidan comprar dólares con límite de 200 tendrán que pagar, además del 30% del Impuesto PAIS, un adelanto del 35% a cuenta de Ganancias o Bienes Personales. Así, se dispara inmediatamente su valor hacia unos 130 pesos por dólar. Otra de las novedades es que los pagos con tarjeta de crédito serán considerados bajo el concepto de dólar ahorro que, si bien no tendrán límite, se descontarán de futuras compras con el límite establecido antes mencionado. «Si se realiza una compra de mil dólares, por 5 meses esa persona no va a poder acceder al mercado de cambios», amplió Pesce.

Pero esto no es todo, porque también habrá consideraciones al abrir una cuenta bancaria. «Para la apertura, en el caso que estén abiertas, tienen que demostrar que hay ingresos propios para dólares y en cambio se establecerá que no podrán acceder los beneficiarios de planes sociales, establecidos antes o después de la pandemia», explicó el Presidente del BCRA, al mismo tiempo que anunció que «se va a prohibir que los no residentes puedan liquidar títulos con moneda extranjera en los mercados institucionalizados y vamos a establecer una limitación para aquellos que adquieran títulos argentinos en el exterior, o activos financieros, no puedan liquidarlos en pesos en el mercado local». Vale mencionar que no se verá afectado el pago de servicios como Amazon Prime Video, Netflix, Spotify y otras plataformas.

Asimismo, Pesce aseguró luego que el «dólar blue es un mercado delictivo» y quien opera en ese marco «puede estar comprando o vendiendo dólares a alguien que cometió un delito». Lo que no consideró el titular del organismo es que las medidas restrictivas impulsan, en muchos casos, a tomar ese camino para sobrellevar emprendimientos en los contextos en que se encuentra el país, ya que a veces los arrinconados económicos suelen ser los que deben realizar transacciones en dicha moneda por fuera del ámbito legal.

Al respecto del anuncio del Gobierno Nacional, Pesce apoyó la iniciativa, porque «va en el sentido de transparentar los mercados», porque «estamos teniendo compras muy fuertes de dólar ahorro», aunque detalló que no son más de seis millones de personas las que los adquieren. En ese sentido, se debe «normalizar el mercado cambiario, que estaba sufriendo distorsiones por maniobras especulativas en el mercado de títulos y por la demanda que estamos teniendo de dólar para ahorro en el segmento oficial”, manifestó.

Por otra parte, la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, afirmó que el anuncio “tiene una coherencia y está dirigido, como todo lo que hace el Gobierno, a privilegiar al trabajo y a la producción”.

Finalmente y sobre la medida restrictiva, el presidente Alberto Fernández manifestó que «los dólares hacen falta para producir, no para guardar» e interpeló: «El dólar tiene que dejar de ser un mecanismo de especulación y una variable para que algunos acumulen». Asimismo, declaró este mismo miércoles que «tenemos una lógica de la economía que ya no promueve más la especulación y quiere que el dólar deje de ser un mecanismo de especulación, una variable para que algunos acumulen dólares, en un país donde hacen falta para producir, no para guardar».