Nuevamente, los gremios liderados por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, es decir, la CGT Azopardo y CGT Azul y Blanca, respectivamente, organizaron un paro nacional de 24 horas con el motivo de obtener por parte del gobierno una suba del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, universalización de asignaciones familiares, reparto de fondos para obras sociales y un «aumento de emergencia para los jubilados».
Al respecto de la medida de fuerza establecida para el próximo jueves 28 de agosto, Moyano expresó que «puede haber transporte, pero va a andar vacío», en alusión a la esperada adhesión del dirigente para contar con el apoyo de los gremios y los trabajadores vinculados al transporte. A su vez, Julio Piumato, titular del sindicato que agrupa a los empleados judiciales, manifestó su posición y se suma a la protesta porque «no hubo respuestas a los reclamos de los trabajadores activos y pasivos».
En la reunión realizada entre los dirigentes, se presentó un documento en el que se numeran los motivos por los que se irá al citado paro la semana entrante. Allí se detallan tres razones fundamentales, que son «la parálisis económica», «la pérdida de empleos» y «la caída del salario».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.