Este jueves, el Gobierno Nacional anunció una actualización de 15,62% en las jubilaciones, pensiones y asignaciones universales. De esta manera, este aumento se realizará desde diciembre próximo, al que se incorpora un bono de 10.000 pesos por los meses de diciembre, enero y febrero para beneficiarios del haber mínimo (pasa de 50.124 a 60.124 pesos) y de 7.000 pesos para importes que representan el equivalente a dos haberes mínimos (de 100.249 actuales se modificará a 107.249 pesos).

«La inflación en la Argentina se transformó en un problema muy grande para la enorme mayoría de los argentinos, pero especialmente para los jubilados y pensionados», expresó el ministro de Economía, Sergio Massa, durante el acto en la sede de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES). Acompañado por la titular del organismo, Fernando Raverta, detallaron que la medida comprende al 84% del total de jubilados y pensionados, es decir, más de 6 millones de personas.

Al respecto del ajuste, la suma de los aumentos realizados este año logra acercarse a los valores inflacionarios, al ubicarse en 107%, y no habrá beneficiarios hasta el mes de marzo de 2023 que reciban menos de 60.000 pesos. «Cuando asumimos en la gestión, las jubiladas y jubilados habían perdido 19,5 en sus haberes. Por eso, rápidamente asumimos el compromiso de trabajar para recuperar, no solo esos puntos perdidos sino, también, la alegría y la capacidad de compra», dijo Raverta.

Por otra parte, la Asignación Universal por Hijo (AUH) antes de finalizar el año será de 9.795 pesos. «Mientras trabajamos las variables macroeconómicas para intentar bajar la inflación, podamos seguir un sendero de recuperación del ingreso», aseguró Massa, al tiempo que detalló que «hay más de 155.000 millones de pesos adicionales que el Tesoro nacional va a poner para reforzar los meses de diciembre, enero y febrero las jubilaciones y pensiones», que «nos permite seguir consolidando la curva de recuperación de ingresos».

Finalmente, el titular de la cartera económica manifestó: «Aspiramos que en el mes de marzo tengamos mucho más estabilizado el proceso de disminución de la inflación» y «seguramente en diciembre tengamos la oportunidad de hacer nuevos anuncios en lo que son las compras para jubilados en las fiestas». Asimismo, su par en ANSES advirtió: «Sabemos que a lo largo de la vida han atravesado momentos difíciles y es con ese ejemplo como motor que vamos a salir adelante y a seguir trabajando para recuperar la alegría”.

Deja una respuesta