Ellos son Nicolás y Lucila, y hace un año decidieron que querían viajar por toda América, por eso compraron una Kombi Volkswagen de 1981, la restauraron para convertirla en una casita rodante y ahora cuentan los días para salir a la ruta.

“Cuando la compramos a Dora (así se llama la Kombi), no tenía nada. Le pusimos desde ventanas y un techo que se levanta, ¡hasta cama, cocina e inodoro!”. Después de mucho trabajar en la camioneta, la fecha de partida se acerca. La pareja parte el domingo 10 de agosto al mediodía desde Ciudad Universitaria donde amigos, familia y fanáticos de VW los van a acompañar y despedir con una caravana.

En su viaje van a recorrer Argentina y van a empezar por Rosario como primer destino. Desde la cuna de embajadores culturales como Fontanarrosa, Olmedo y Messi, se van a dirigir siempre hacia el norte, pero moverán un poco el rumbo para conocer Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y cruzar a Panamá para pisar Centroamérica. “Más adelante, la idea es llegar hasta México, cruzar a Estados Unidos, atravesar Canadá y, si todo sale bien, llegar hasta Alaska”, detalla Luli o Lola, para los conocidos (de más está aclarar que con ella me unen una gran amistad y algunos proyectos profesionales). “Apuntamos a hacer un viaje de 2 años, pero sabemos que lo importante es el camino y no el destino, por eso… ¡vamos sin prisa pero sin pausa!”. El entusiasmo de ambos contagia y es inevitable sentirse un poco parte de un sueño colectivo, por lo menos desde el apoyo y las ganas de que el objetivo se cumpla.

Además de viajar para conocer otros lugares, personas y culturas, tienen un proyecto definido: van a llevar a las escuelas experimentos científicos que puedan ser realizados con materiales propios de cada lugar. La idea es que los chicos puedan descubrir dónde encontrar la ciencia en su vida cotidiana. “Buscamos incentivar la creatividad y la expresión de los chicos en espacios formales de educación”, explica Nico.

Colaborar con ellos es muy fácil y podés hacerlo de muchas formas: si van a pasar cerca de tu casa podés recibirlos, invitarlos a comer o sacarlos a pasear por tu ciudad, como así también presentándoles personas a las que les pueda interesar el proyecto. Además, si querés ayudarlos en este viaje (y no vas a estar cerca físicamente) para que puedan hacer más kilómetros y llegar a más escuelas, podés colaborar aportando tu granito de arena y con solo hacer unos clics acá, en idea.me.

También podés estar al corriente de cómo les va a estar yendo durante toda esta aventura si visitás su web.

Kombi pa´l Norte from Kombi pa’l Norte on Vimeo.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.