BADA (Buenos Aires Directo de Artista) es una plataforma de despegue para nuevos artistas, un espacio con gran circulación de gente y alta visibilidad. Contribuye al desarrollo del ecosistema del mundo del arte: participantes, públicos ansiosos de conocer nuevas producciones e ideas artísticas, así como la visita de galeristas, marchands y buscadores de “talentos” que en esta feria descubren gran potencial.

Desde el 29 de agosto hasta el domingo 1° de septiembre se celebró en La Rural la octava edición de la feria de arte contemporáneo “directo de artista” más grande del mundo. Participaron de la misma más de 250 artistas, algunos ya consagrados y otros emergentes, que hicieron sus primero pasos en este ámbito.

Algunos de los consagrados destacados son: en pintura, artistas de la talla de Milo Lockett, Paula Rivero, Yanina de Martino, Kiki Laurie; en escultura: Pablo Fracchia, Elisa Bunge; en grabado: Carolina Outon; en collage: Clara Harrington, Sara Stewart Brown; en dibujo: Camila Vilar, Nico da Rocha; en fotografía: Gustavo Moroz y Martín Bordenave, entre otros.

De los emergentes lo más llamativo fueron los que presentaron esculturas y pinturas, entre los cuales se destaca la presencia de artistas que hicieron sus primeras armas dentro de esta feria y otras que ya habían dicho presente en otras exposiciones. En el rubro de esculturas, fueron las obras de las artistas Silvana Fasciolo (stand 20), Laura Wasilevsky (stand 106) y Cuti Cardini (stand 21), que ya había expuesto anteriormente. Dentro del rubro de la fotografía se destacó la presencia de la artista Morena Miranda.

Lo diferente de BADA con respecto a otras ferias de arte, justamente, es que quienes exponen se encuentran presentes en el stand para aclarar las consultas de quienes se acercan a ver sus obras.

Asimismo, el dato saliente es que en esta edición un stand estuvo dedicado a promocionar la expansión de la feria hacia otras latitudes, debido a que del 6 al 9 de febrero del año próximo BADA abrirá sus puertas en el Campo Marte de la Ciudad de México.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.