Esta semana se hizo oficial el incremento de 17% en el valor del pasaje en transporte público en las localidades de Córdoba, Rosario y Santa Fe. De esta manera, el aumento ubica el costo del boleto en 69,50 pesos.

La decisión fue tomada para «gestionar la llegada de más subsidios nacionales que permitan destrabar la paritaria del Interior y garantizar el funcionamiento del servicio», comunicaron desde las intendencias de las ciudades citadas anteriormente, y por el reciente ajuste en el precio de los combustibles y los sueldos del personal.

Además, en cuanto a las críticas por la actualización de la tarifa, estos gobiernos aseguraron que, de todas formas, «está por debajo del proceso inflacionario que atraviesa el país».

«La nueva tarifa se aplica porque las tres ciudades esperaban un mayor aporte de Nación en concepto de subsidio al transporte, igualando su valor a 18 pesos como se paga en la Ciudad de Buenos Aires. Esto quedó asentado en un documento conjunto que ratifica el reclamo», reclamaron desde el Gobierno de la capital cordobesa, que pidió «una mayor equidad en la distribución de recursos en materia de transporte». Cabe mencionar que el Ente de Movilidad de Rosario (EMR) diagnosticó que el boleto debería costar 105 pesos con 60 centavos.

Finalmente, vale recordar que a inicios de febrero de este año el secretario de Transporte, Diego Giuliano, advirtió que la Ciudad de Buenos Aires recibe subsidios por 14.200 millones de pesos, mientras que el resto del país tiene un monto de 28.400 millones de pesos, por lo que se analiza traspasar de Nación al Gobierno de la Ciudad (GCBA) la treintena de líneas de colectivos urbanos que circulan en la capital federal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.