“En cada rincón del Centro Cultural y Social El Birri, en cada momento que allí tiene lugar, subyace una energía a la que no le encuentro palabras, pero que puedo sentir y trata constantemente de potenciarnos, de derrumbar los miedos, alimentar la confianza y sabernos en compañía. Es como si nos estuviese enseñando a creer, a soñar, ¿no? Me gusta creer que sí. Me gusta crear creyendo que sí, que se puede soñar, y que esos sueños se pueden cumplir. Porque lo que hoy conocemos de El Birri antes fue el sueño de varias personas. Entonces sigamos soñándolo, creyendo, creando y transformándolo. Que, como el ave fénix, renace de sus cenizas. El Birri se alimenta de su fuego y se enciende para decir bien alto: desde el fuego reexistimos.”

Así lo describe y recuerda la estudiante de teatro, miembro de Las Rojas, “insistente” de “Juana, tú Juana” y actriz en Presagio de Carnaval, María Sol Giani.

Julieta Ford Villa, integrante de la organización del Birri, reconoce que durante los últimos años los espacios para las actividades culturales están en persecución. El incendio que devoró El Birri no logró quemar los sueños de la organización y la comunidad que allí se refugian.

El Centro Cultural y Social El Birri se encuentra ubicado en la ciudad de Santa Fe (Argentina). La edificación es propia del Siglo XVI, construida como ferrocarril. Sin embargo, dejó de funcionar como tal hace años. El Birri, que funciona en el suroeste de la ciudad de Santa Fe, es una exestación de trenes abandonada por el Estado y recuperada como espacio de cultura popular.

El 31 de julio de 2019 un incendio destruyó el edificio que, a fuerza de trabajo militante y autogestión de recursos, habían acondicionado para las actividades de la organización: más de 20 talleres enmarcados en el proyecto socioeducativo Escuela de Carnaval, una Sala Popular de Teatro de referencia en la región y un espacio de ensayo y entrenamiento que abrazaba a artistas y grupos de la ciudad.

Desde hace años denuncian la desidia estatal ante las obras necesarias en el edificio y el predio de la exestación, por lo que hoy siguen levantando banderas y exigiendo la reconstrucción inmediata de El Birri. En 2013, el gobierno municipal los quiso desalojar con violencia y solo logró eternizar la lucha: hoy, recuperando su historia de resistencia, desde el fuego resisten.

La lucha que desde El Birri se desprende, hace emocionar el corazón y seguir con la esperanza de que los buenos somos más. Lograron inaugurar su espacio y El Birri, desde “el fuego reexiste”.

Audio completo de la nota

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.