Pasó una semana más y nuestros candidatos no dejan de tener la mira en octubre, sería bueno que mejoren la puntería o el primer puesto va a quedar vacante. Eso si el debate es de alto nivel… tipo cuchuflito. Fernández propuso remedios gratis, total cuando asume y vea que no hay plata será una promesa más que no se cumple. Y para ganar votos, el Gobierno propone aumentos salariales del 30%, se quedaron cortísimos, muchachos.

Noticias de la Gorra

Recta final antes de las PASO y, para no desentonar con este país bananero, el debate político y de la opinión pública de estos días es La Batalla de Cuchuflitos y Pindongas. Que si está bien o mal promocionar terceras marcas, que si unos fundieron las pymes o si están estigmatizándolas. Lo único que sabemos es que como país no somos ni una Manaos.

Otro de los temas del debate semanal fue el video de hace 11 meses de Alberto Fernández empujando a un tipo en un bar. Muchachos, si lo más comprometido que tienen es un video de un tipo que se hincha las pelotas ante la bardeada de otro, quiere decir que ya están raspando el fondo de la olla. Eso sí, Alberto sigue en su gira fotográfica del horror y ahora fue con Rodríguez Saá. Claramente quiere perder o está buscando el voto paranormal.

Después de ver encuestas en las que el sector que menos votos le daría a Alberto Fernández son los mayores de 50/60 años, el candidato opositor tiró magia y de la galera propuso remedios gratis para todos los jubilados. Todavía no explicó de dónde va a sacar la guita, porque ya sabemos que de las farmacéuticas no va a salir. Después de tirar esta propuesta y críticas a la economía, Alberto fue duramente cruzado por el columnista de Hacienda, Nicolás Dujovne, pero como son re centennials, se pelearon por Twitter. Qué diría Alfredo Palacios de estos giles.

Y como es un tipo moderno que quiere ser un influencer todo terreno, Fernández hizo un spot por el Día del Amigo tocando la guitarra criolla y deseando feliz día. Acordate de este día cuando estemos todos revolviendo la basura.

Los que no se quedan cortos a la hora de anuncios revolucionarios son los cráneos del Gobierno que proponen un aumento del 30% en los sueldos pero… para después de las elecciones. Es decir, poné tu voto y yo pongo el billete. Eso sí, es un aumento para cubrir el 50% de inflación que ellos generaron.

Además, hay quilombo aeronáutico por pilotos que leen denuncia contra el manejo de las empresas. Para combatir esta medida pusieron un 0-800 buche para denunciar a los pilotos que hablen de más. Pero sin dudas el más afectado fue el actor Luis Brandoni, que se calentó mal y terminó a las puteadas con otros pasajeros. A Cristina dicen que también la puteaba, pero eran palabritas chanchas.

Hablando del bardo sindical, los que aparecieron otra vez en escena son los Moyano que están indignados con una serie que representa al mundo gremial donde, claramente, hacen un homenaje a esta familia mostrándolos como merqueros, con integrantes gays y de manejos mafiosos. Lo curioso es que la queja es porque no les están pagando derechos por usar su imagen.

El obispo de Catamarca mandó a “laburar” a un grupo de mujeres que pide igualdad. Qué justo, nunca pensamos que la palabra “laburo” exista en el vocabulario de un religioso, excepto para decir “laburar a un nene”.

Por otra parte, Elisa Carrió dijo que va a poner una empresa de ropa que se llamara By Carrió. La va a cerrar a los 2 años acusando a sus empleadas de ser kirchneristas y va a armar otra con la competencia.

Asimismo, Mauricio Macri dijo que hizo 7.500 kilómetros de ruta, pero en verdad fueron 400 metros. Es que seguro quiso decir por cuantos kilómetros de ruta facturó la empresa de sus amigos.

Finalmente, según el INDEC, en el último año la canasta familiar pasó de costar 19 mil pesos a 30 mil. Darío Lopérfido dice que no fueron 30 mil.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.