La Organización Mundial de la Salud (OMS) llama a la acción a nivel global para enfrentar otra lucha ante el esparcimiento del coronavirus: la desinformación.

Desde la entidad su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, manifestó que se tenga precaución en no divulgar rumores, además de conocer la debida precaución ante la propagación de la enfermedad 2019-nCoV y fake news.

Asimismo, el máximo representante del organismo aseguró que el personal de la OMS trabaja las 24 horas para detectar información equivocada o falsa que circula por las redes. Por este motivo, Google se sumó a la iniciativa y dispuso que el primer resultado en las búsquedas del navegador refieran directamente a la OMS, algo que otras plataformas inmediatamente replicaron (entre ellas Facebook, Tiktok y Twitter, por ejemplo). «Las recomendaciones erróneas sobre medicamentos o medidas de precaución contra el virus podrían ser peligrosas para la salud», expresó Ghebreyesus.

Por su parte, la Secretaría de la organización presentó «una visión general de la situación en otros países». «En estos momentos hay 83 casos en 18 países. De esos casos, solo 7 no habían viajado a China. Hubo transmisión interpersonal en tres países fuera de China. Uno de estos casos es grave, pero no hay víctimas mortales», afirmaron. La cifra se incrementó en cuestión de horas a 151 casos en 23 países que se suman a las más de 360 víctimas mortales y más de 17.200 diagnosticadas en China.

Al respecto de las medidas a tomar por la OMS para la contención del coronavirus, al que declararon como emergencia sanitaria de alcance internacional, «si invertimos en luchar en el epicentro, en el origen, entonces la propagación a otros países es mínima y también lenta. Si es mínima y lenta, lo que salga también podrá ser controlado fácilmente», declaró su director general.

Finalmente, Tedros Ghebreyesus destacó el accionar de China y sus medidas drásticas para frenar el brote (entre ellas, se construyó en solamente 10 días un hospital en Wuhan con 1.000 camas para asistir a las personas con síntomas), porque sin esta decisión del gobierno «el número de casos sería mucho más alto».

Detrás del coronavirus

«El 31 de diciembre de 2019 se comunicaron a la Organización Mundial de la Salud varios casos de neumonía en Wuhan, una ciudad situada en la provincia china de Hubei. Se trataba de un virus distinto a los conocidos, lo cual resulta preocupante porque no sabemos de qué manera los nuevos virus pueden afectar a las personas», comunicaron desde la OMS. «Una semana más tarde, el 7 de enero, las autoridades chinas confirmaron que habían identificado un nuevo coronavirus, una familia de virus que causan el resfriado común y enfermedades como el MERS y el SARS. Este nuevo virus se denominó, provisionalmente, 2019-nCoV».Evitar contacto cercano con personas que padecen de infecciones respiratorias agudas.

En relación a las medidas preventivas, compartimos algunas recomendaciones para reducir las posibilidades de contagio: lavarse las manos con frecuencia, especialmente después del contacto directo con personas enfermas o su entorno, con agua y jabón; utilizar un buen desinfectante para las manos en base a alcohol; evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar; limpiar y desinfectar las superficies y objetos que se toquen con frecuencia; quienes presenten infecciones respiratorias agudas deben mantener la distancia con el resto de la gente, cubrirse la boca al toser y estornudar con pañuelos desechables o ropa; cocinar bien la carne y los huevos para evitar el contacto a través de los alimentos; y evitar el contacto sin protección con animales de granja o salvajes. Asimismo, vale mencionar que los especialistas aconsejan no utilizar barbijos.