El pasado 10 de marzo con solo 350 estudiantes a distancia, la UNICABA (o Universidad de la Ciudad) inició el ciclo lectivo 2021.

En franca contradicción con la presencialidad que se defendió fervientemente por el Ministerio de Educación de la Ciudad, la dirección de la universidad justificó la virtualidad, sosteniendo que en la medida en que la situación epidemiológica lo habilite y se sumen otras actividades, se brindará información sobre la modalidad, requisitos y estudiantes autorizados para asistir.

Vale recordar que UNICABA fue sancionada en la Legislatura el 22 de noviembre de 2018 con los votos del oficialismo y un amplio rechazo de la oposición y la comunidad educativa. El rector designado, Mariano Palamidessi indicó tiempo atrás que la institución no dictaría carreras que ya están en 11 de los 29 Institutos de Formación Docente, palabra que no fue cumplida, ya que el Profesorado Universitario de Educación Primaria aparece en la currícula.

Por último, según la versión oficial, en la conferencia inaugural y el “Curso de Iniciación a la Vida Universitaria”, el pasado 10 de marzo se señaló lo siguiente: “Se establece como instancia previa al inicio del cursado de las distintas carreras de pregrado y grado, un espacio académico de ambientación e inducción a la vida universitaria, como primer vínculo y contacto académico entre los/as nuevos estudiantes y la Universidad de la Ciudad”.