Este lunes 25 de noviembre se realizó el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con marchas y manifestaciones en diferentes países de Latinoamérica.

A pesar de la visibilización de una problemática global, la tasa de femicidios no se reduce y organizaciones como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) compartieron algunas cifras preocupantes.

De esta manera, los casos de mujeres asesinadas por temas de género posicionan a El Salvador como el más peligroso de la región, con 6,8 muertes cada 100.000 mujeres. Detrás se ubica Honduras (5,1), Bolivia (2,3), Guatemala y República Dominicana (2 y 1,9, respectivamente).

Además, en Honduras (por citar un ejemplo) el 95% de los más de 6.000 femicidios registrados desde 2003 permanecen impunes. Asimismo, el 36% de las causas de muertes violentas de mujeres en Bolivia son femicidios.

Si cruzamos “el charco”, en junio de este año se contabilizó el femicidio número 1.000 en España (estadísticas iniciadas en 2003), cuando Ana Lucía Silva de 49 años fue asesinada por su pareja.

Al respecto de este tema, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, manifestó que “la violencia sexual contra las mujeres y las niñas tiene sus raíces en siglos de dominación masculina. No olvidemos que las desigualdades de género que alimentan la cultura de la violación son esencialmente una cuestión de desequilibrio de poder”.

Cifras de la ONU

En todo el mundo, una de cada tres mujeres sufrió violencia física o sexual, principalmente por parte de un compañero sentimental.

Solo el 52% de las mujeres casadas o que viven en pareja decide libremente sobre las relaciones sexuales, el uso de anticonceptivos y su salud sexual.

Casi 750 millones de mujeres y niñas que viven hoy en día se casaron antes de cumplir 18 años, mientras que al menos 200 millones de ellas se vieron sometidas a la mutilación genital femenina.

Una de cada 2 de mujeres asesinadas en 2017 fue asesinada por su compañero sentimental o un miembro de su familia. En el caso de los hombres, estas circunstancias únicamente se dieron en uno de cada 20 hombres asesinados.

El 71% de las víctimas de la trata en todo el mundo son mujeres y niñas, y 3 de cada 4 de ellas son utilizadas para la explotación sexual.

La violencia contra la mujer es una causa de muerte e incapacidad entre las mujeres en edad reproductiva tan grave como el cáncer y es una causa de mala salud mayor que los accidentes de tránsito y la malaria combinados.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.