Dia mundial del aguaLa efemérides del día de la fecha viene caratulada desde el norte con aires de concientización: se conmemora el Día Mundial del Agua. La celebración tiene comienzo en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) llevada a cabo en 1992 en Río de Janeiro, donde recomendaron la creación de un día destinado a la reflexión y a la toma de conciencia. Una vez aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, conmemoramos desde 1993 cada 22 de marzo, y a nivel mundial, la importancia del agua dulce para la vida.
El agua es vida: compone más de la mitad del cuerpo humano. Esta conforma el 70% del cerebro, el 90% de la sangre, y le da funcionalidad al organismo al transportar los carbohidratos y proteínas, y traslada aquello que el cuerpo no necesita hacia el exterior.
Necesitamos consumir un 3% de nuestro peso diario en agua (aproximadamente 2 litros) para mantenernos sanos, si tenemos en cuenta que el líquido que consumimos tiene que ser potable.  Esto es una obviedad para una gran parte de la población mundial, pero va en ascenso la cantidad de grupos vulnerables que ingieren agua contaminada. De esta manera, quedan expuestos a contraer afecciones como diarrea, intoxicación, leptospirosis, fiebre tifoidea o hepatitis, entre otras. En el otro extremo, las consecuencias de la deshidratación son fatales: no sobrevivimos más que entre 3 a 5 días sin beber líquidos.
Mapa mundo de aguaSi bien un 70% de nuestro planeta se compone de agua, solo el 2,5% es dulce, y a su vez solo es consumible un 0,025% de la totalidad. Sumemos que el recurso, que se encuentra en bajas proporciones, no es inagotable y, complementándolo, con el mal uso que predomina (tanto el derroche diario como la contaminación negligente) obtenemos como resultado la preocupante escasez de la fuente de vida sobre la Tierra.
Este pequeño panorama inundado de porcentajes hace reflexionar sobre lo fundamental que es el agua. Ahora, hay que replantearse cómo es el acceso al agua potable y al saneamiento a nivel mundial.  Según un informe hecho en 2012 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 11% de la población del planeta carece de la posibilidad de acceder a este recurso vital, lo que representa casi el 40% del África subsahariana. Este es el aspecto de la problemática que conmueve a la ONU para llevar a cabo las jornadas del 2013.
En Argentina, el acceso a las redes de agua potable no deja de ser heterogénea. Un 83% de la población cuenta con la prestación del servicio, tal como lo muestran los datos del censo realizado en 2010. No es notable el cambio que se refleja desde la anterior encuesta del 2001, que revelaba un 80% de participación nacional en las redes públicas. Además, en el caso particular de la empresa Aguas Argentinas (concesionada a capitales privados en la década del 90) se detectaron irregularidades en la calidad del servicio. La empresa recibió una denuncia del gobierno de Néstor Kirchner donde se la acusaba de extraer agua de napas contaminadas con nitratos.

Foto: http://www.aysa.com.ar


Buenos Aires, Chaco, Formosa, Misiones y Santiago del Estero son las provincias que se encuentran en una situación más desigual, y presenta porcentajes que rondan el 70%, a diferencia de las demás provincias que, en rasgos generales, presentan más del 90% de participación.
Una propuesta abierta de cooperación
La celebración se centra cada año en un aspecto diferente de la polifacética problemática del agua como recurso escaso e indispensable y el acceso a la misma, cuestión que tiene múltiples aristas que, a su vez, varían y se complejizan año tras año. «El mundo tiene sed porque tenemos hambre» fue el slogan del 2012. Para este año, se duplica la apuesta al proponer como tópico a considerar «La cooperación en la esfera del agua». En palabras de las Naciones Unidas, la cooperación «es crucial para la seguridad, la lucha contra la pobreza, la justicia social y la igualdad de género».
dia mundial del aguaDentro de los ocho objetivos de desarrollo del milenio, que los miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a alcanzar para el 2015, se encuentra reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable. Es persiguiendo este fin, que este año el debate se focaliza en el acceso al agua, sumamente desigual y conflictivo. Se llama desde la ONU a luchar contra su escasez y la proliferación de la pobreza, y garantizar el libre acceso al recurso.