La filosofía es una orientación en el mundo. Sienta las bases de la humanidad. El problema mente-cuerpo es uno de los ejes, sino el que más de la filosofía, y quizás el mayor dilema de la humanidad si lo vinculamos a la gran pregunta existencial que, en definitiva, es la gran incógnita que se esconde en este asunto: ¿quién soy?

¿Soy mis procesos mentales y junto o separado de ellos la conciencia, la psiquis, el alma? ¿Soy mi cuerpo, mi cerebro? ¿Cuál es la relación mente-cuerpo? ¿Son lo mismo la mente y la consciencia? ¿El alma y la mente? ¿Dónde está el ser? ¿Quién es el que habla cuando digo yo soy? ¿Están dentro de la mente estas dudas como ilusiones, son acaso sus creaciones? ¿Son mente y cuerpo dos sustancias diferentes? ¿Son lo físico y lo mental una sola cosa?

Las posibles respuestas siembran multitud de nuevas preguntas: ¿son realmente libres nuestro pensamiento y voluntad? ¿Tenemos efectivamente libre albedrío? ¿Podrían las computadoras poseer una mente y que no notemos la diferencia? ¿Puede existir la mente sin el cuerpo?

Te recomiendo ver estas películas que detallo a continuación que tienen el perfil del tema de este artículo. Espero que las disfrutes y aporten en concordancia a los interrogantes planteados. «Desafío total», «Matrix», «El cortador de césped», «Virtuosity», «ExistenZ», «The Discovery» y muchas más.

Filosofía ancestral desde las Constelaciones Familiares Cuánticas

¿Qué son y cómo aportan a nuestro bienestar? Las Constelaciones Familiares Cuánticas (CFC) tratan de una filosofía de vida, no es un método ni una técnica, es una manera de vivir basada en “comprender a todo como es y a todos como son”, aunque a veces no se entienda lo que está sucediendo, por más doloroso que sea.

Se parte de la base que “todo lo que rechazamos crece y todo lo que asumimos e integramos, se desvanece o pierde la fuerza que venía teniendo hasta ese momento”. En las CFC todo es energía, por lo tanto, todo es constelable. Existe un orden mayor y el amor llega desde nuestros ancestros a través de la manifestación de la vida.

Cuando bloqueamos ese flujo de energía, las cosas empiezan a complicarse. Muchas cuestiones y acciones de vida no se logran cambiar a pesar de los esfuerzos y los intentos por cambiarlos, y esto no tiene que ver con la persona que lo intenta sino con que se encuentra estancada o retenida por lo que dictan o dictaron sus ancestros.

Entonces, y para «redondear», podemos decir que a través de las Constelaciones Cuánticas se propone al problema que trae la persona que consulta, rendirse a las fuerzas que hacen que el amor sea posible, amor que es sinónimo de vitalidad, de vida, de energía.

Artículo elaborado especialmente para puntocero por Silvia Sproviero.