Si continuamos lo publicado la semana pasada en el portal en la sección de coaching, hay más cosas que debemos tener en cuenta para no sentirte solo y esto tiene que ver con las siguientes herramientas.

Tener una mascota

Esto puede ser una gran opción si ya intentaste muchas cosas para dejar de sentirte solo y fue en vano. De hecho, tener un gato o un perro puede hacer maravillas cuando se trata de aliviar la sensación de soledad. Pueden llegar a ser grandes compañeros que te mostrarán, rápidamente, la importancia de su presencia en tu vida. Los animales te pueden dar la sensación de que alguien necesita de vos, lo que pueden reducir dramáticamente la sensación de estar solo. Al mismo tiempo, el entrenar un animal doméstico y su cuidado puede llegar a ser algo bastante importante en tu vida.

Sin embargo, creo que debés tener cuidado al tener una mascota. Siempre debés tener en cuenta que tendrás que hacerte cargo de ellos por el resto de sus vidas. Además, considera mejor adoptar una mascota de un refugio de animales.

Un paseo por la naturaleza

La belleza de tomar una caminata es que te vas a olvidar rápidamente de la sensacion de soledad. De hecho, puede ser bastante emocionante explorar la naturaleza por tu cuenta sin que nadie interrumpa tus esfuerzos. Al mismo tiempo, caminar en la naturaleza es muy calmante y trae tranquilidad a tu mente.

El objetivo de salir y explorar la naturaleza es llegar a que estés tan inmersa en ella que llegues a disfrutarla enormemente y desees pasar ese tiempo con vos misma. Esto te va a ayudar a reflexionar sobre tu vida y descubrir nuevos aspectos de vos.

Desconectate de internet con más frecuencia

Los diversos medios de comunicación social desempeñan un papel muy influyente en la sensación de soledad. Es posible que tengas numerosos amigos en Facebook o seguidores en Twitter, pero ninguno de ellos te va a ayudar a superar los sentimientos de soledad. De hecho, al invertir grandes cantidades de tiempo en las relaciones en internet tu vida real puede sufrir.

Los medios sociales crean la ilusión de estar conectados con numerosas personas, mientras te mantiene separado de los demás en la vida real. Esto puede aumentar en gran medida tu aislamiento social que, a su vez, te hace sentir estar aún más solo. La tecnología puede hacer que nos sintamos conectados pero no puede proporcionarte las experiencias genuinas de unión como la vida real.

Preocupate por las personas

Innumerables estudios científicos ya señalaron que hacer algo bueno puede aumentar en gran medida tu bienestar general. En este sentido, ayudar a los demás te permite ayudarte a vos mismo. El cuidado de los demás te puede ayudar a sentirte más feliz y ser más capaz de apreciar tu vida.

Al gastar tu tiempo para un buen uso con el fin de nutrir a otros podés combatir con eficacia el sentirte solo. El cuidado de los demás te va a dar un importante sentido del logro mientras que, al mismo tiempo, podés estar ahí para alguien que puede disfrutar en gran medida tu presencia.

No importa tanto qué es lo que hagas, siempre y cuando hagas algo en beneficio de los demás. Podés visitar a los ancianos, convertirte en el mentor de un adolescente o en el entrenador de un equipo deportivo. Hay tantas formas fantásticas para usar tus habilidades y conocimientos que pueden hacer que las vidas de otras personas se vuelvan un poco más fáciles. Solo tenés que encontrar esas oportunidades.

Cultivá la gratitud

El desarrollo de la gratitud es una poderosa manera de cambiar tu atención de sentirte solo hacia las cosas en tu vida por las que estás agradecido. Esto va a hacer que te des cuenta que, a pesar de que te sentís solo en ese momento, hay muchos otros aspectos valiosos de tu vida que hacen que valga la pena vivir.

En la gran mayoría de los casos, los intensos sentimientos de soledad surgen cuando te enfocás demasiado en el hecho de que vos no estás cerca de otras personas. Podés llegar a estar tan ocupado pensando en la soledad que te olvidaste por completo todos los demás aspectos positivos de tu vida. Es una tendencia humana natural el concentrarse intensamente en todas las cosas que no tenemos. Este (a menudo excesivo) enfoque en un área problemática de tu vida puede reducir grandemente tu bienestar total.

«Desarrolla una actitud de gratitud, da gracias por todo lo que te sucede, sabiendo que cada paso que das te va a llevar a lograr algo mejor», dijo alguna vez Brian Tracy, orador público motivacional canadiense y autor de autodesarrollo. Es autor de más de setenta libros traducidos a docenas de idiomas. Sus libros más populares son «¡Gana lo que realmente vales, come esa rana!» y «La psicología del logro».

Cultivar la gratitud puede ser muy útil en estas situaciones. Te va a ayudar a que puedas recordar todos los aspectos bellos que ya están presentes en tu vida. Ser agradecido también te ayudará a obtener una visión más equilibrada de tu vida en general. Esto puede ser muy importante, ya que muestra que no todo está perdido solo porque vos no estás cerca de otras personas en la actualidad. De hecho, la gratitud te va a ayudar a aliviar la presión que la soledad pone sobre tus hombros, lo que podría ayudarte en gran medida en el establecimiento de nuevas y duraderas relaciones en tu vida.

Encontrá actividades para distraerte

No todas las formas de soledad se pueden superar inmediatamente. A veces simplemente toma algo de tiempo hasta que esa etapa de tu vida llega a su fin. Si te enfrentás a una situación de este tipo, el distraerte y mantenerte ocupado puede llegar a ser una excelente opción para aliviar la sensación de soledad.

Buscá actividades que te ayuden a olvidar todo lo que te rodea. Asegurate que haya actividades en tu agenda que puedan mantenerte distraído y activo durante todo el día. Al llenar tu agenda con actividades beneficiosas, no solo va a contribuir a tu progreso en la vida sino que, además, van a poder evitar situaciones en que reflexiones continuamente sobre el hecho de que te sentís solo.

Un comentario de “Herramientas para evitar la soledad

  1. Pingback: Consejos para no sentir soledad - puntocero

Deja una respuesta