El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) publicó su segundo, y más extenso, informe de gestión fuertemente marcado por las acciones de saneamiento y transparencia, y se destacan algunos detalles sobre las deudas saldadas, además de los correspondientes anuncios sobre planes para los próximos meses.

En primer lugar, este informe retoma al anterior y recuerda algunas de las medidas planteadas por la pandemia, como los convenios con distintos sindicatos. «Cuando dimos a conocer nuestro primer Informe de Gestión, el 18 de Abril de 2020, ya desatada la pandemia, interrumpidos los rodajes y establecido el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio, habíamos pagado más de trescientos millones de pesos. Al 30 de Junio, concluido el primer semestre, la mitad de ese tiempo con el personal del Instituto trabajando a distancia y los ingresos reducidos por el cierre de las salas, hemos pagado en conceptos de fomento 667.926.089 pesos».

Entre otras acciones asumidas, destacan la «resolución de inconvenientes de los rodajes interrumpidos» que más adelante especifica, el acompañamiento a la academia y al sindicato para instrumentar las ayudas de Netflix y la gestión de la actividad en las becas «Sostener Cultura» del Ministerio de Cultura y el Fondo Nacional de las Artes. Agregan que «los créditos a tasa cero recién anunciados son otra buena noticia para la reactivación de la industria».

Deudas y corrupción

Como ya se mencionó en otras oportunidades, «los fondos que el Instituto dispone a medida que ingresan, salvo los destinados al mantenimiento de la propia estructura, son íntegramente destinados a pagar deudas atrasadas y al fomento de proyectos en pre o pos producción», y señalan que «separamos de la tramitación normal los expedientes considerados dudosos».

En el marco de un reciente allanamiento al INCAA, no resulta casual que sus autoridades comuniquen las acciones llevadas a cabo por su reciente gestión en pos de la transparencia. Entonces, además de reiterar lo dicho al momento del suceso (que podés consultar acá), agregan otras situaciones dadas en estos meses: «Al iniciar nuestra gestión, habiendo asumido con la decisión de sanear el Instituto, nos reunimos con autoridades de la Oficina Anticorrupción para trabajar en forma conjunta en la implementación de un plan de transparencia para la industria. El 6 de abril, tras detectar irregularidades en la tramitación de un proyecto, dimos intervención a la Unidad de Transparencia Institucional (UTI), la que emitió un dictamen recomendando suspender los pagos correspondientes a ese expediente y lo elevó a la Oficina Anticorrupción».

Además, continúan con más detalles sobre el tema al expresar que «luego de estudiar detenidamente lo que podría constituírse en un caso testigo, dicho organismo remitió la denuncia a la Justicia. La causa, sobre ‘Defraudación contra la administración publica y estafa’, tramita con el Nº 4225/2020 en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº3, Secretaría N°6 del doctor Daniel Rafecas y en la Fiscalía en lo Criminal y correccional N°6 a cargo del doctor Federico Delgado».

Al respecto, se agrega que «entre los pagos que decidimos suspender hasta contar con dictámenes fundados, se encuentran los correspondientes al ‘Virtual Print Fee’ o VPF. Estos subsidios se otorgaron, desde sus orígenes, en Estados Unidos y después fueron negociados y extendidos a otros países del mundo, para ser destinados al reequipamiento con proyectores digitales de las salas con proyección analógica. Gran parte de los complejos cinematográfico beneficiados pertenecen, en nuestro país, a empresas extranjeras de capitales privados. La legitimidad del uso de los fondos del INCAA para fines distintos a los indicados en la ley nos parece dudosa. Sin contar con que la reconversión tecnológica ya estaría sobradamente cumplida».

Por otra parte, se hace eco de las acusaciones realizadas al presidente del INCAA, Luis Puenzo, que lo ubican como «el real beneficiario» de 10.140.000 pesos otorgados a las productoras Ziok SRL y Nomad All SRL en concepto de «anticipo de subsidios». Y explica que dicho pago corresponde al largometraje de animación «El Paraíso», fue presentado al INCAA en agosto de 2018 y que, luego de algunas instancias, el día 9 de mayo de 2019 el entonces presidente del INCAA, Ralph Haiek, lo declaró de interés, y posteriormente el 29 de agosto de 2019 fueron seleccionados 52 proyectos beneficiarios de anticipos de subsidios, entre ellos «El Paraíso». Esto ubica el proceso totalmente por fuera de la gestión de Puenzo, y este informe le dedica posteriormente varios párrafos más a esclarecer de forma más minuciosa el estado del caso.

Industria estratégica

Además, es sabido que hubo una suspensión de otros pagos en divisas al Exterior, decidida antes de la pandemia, como el alquiler de stands en festivales (que había sido algo lamentada en su momento en redes sociales), y argumenta la decisión de no aceptar la invitación a participar en el Fondo Eurimages en el año 2020. «Nos hubiera gustado que Argentina pudiera ser parte de ese Fondo, como cuando el Secretario de Cultura del entonces Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología aceptó parcialmente la invitación del Consejo de Europa, limitada al último trimestre de 2019, comprometiendo un aporte de 263.246,03 euros que tendremos que honrar. Pero aceptar esa invitación en 2020 hubiera significado remitir a Eurimages otros 1.066.775,61 euros. Por lo que consultamos a los Ministerios de Cultura y Relaciones Exteriores y tomamos, con su apoyo, la difícil decisión de no aceptar el honor implícito en esa invitación».

La colaboración con la Cancillería se extiende a temas de promoción de la industria audiovisual, con las áreas de Cultura y de Comercio Internacional y su capacidad de atracción de divisas y de exportación, en los momentos que nos toca vivir, la confirman como una industria estratégica. El plan incluye un concurso para la coproducción de series internacionales, que será complementario de otras convocatorias que se dieron o se van a dar a conocer.

Desparalizar la industria

En otro orden de cuestiones, el informe detalla el plan que se implementó para llevar a cabo las tareas del INCAA durante la cuarentena, que incluye mejoras técnicas y administrativas. Y por haberse prorrogado los compromisos temporales, las inscripciones en los registros y los plazos de las deudas de los productores está previsto, de acuerdo a la ley, el llamado a Licitación Pública a entidades bancarias de alcance nacional para canalizar los créditos cinematográficos en el período 2020-2023. Un párrafo de reconocimiento a la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, tanto en la sede nacional como en las sedes regionales, por haberse adecuado a la educación a distancia.

«Una reunión con las autoridades de la Jefatura de Gabinete y el Ministerios de Salud nos permitió evaluar los problemas a resolver para la reanudación de los rodajes. Compartimos esa información con entidades y sindicatos que se han hecho cargo de reglamentar los protocolos sanitarios junto al Ministerio de Cultura, la Superintendencia de Seguros y otras autoridades de aplicación. Estaremos atentos para ayudar a implementar las normas que se dicten, sin dejar de pensar soluciones para los problemas específicos de cada producción.»

Se renovaron convenios como los de Ibermedia y Arsat y se trabaja en un próximo acuerdo a firmar con el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación para promover la equidad en las actividades de la industria audiovisual, con la intención de que una vez firmado por ambos organismos sea refrendado por las entidades que decidan comprometerse a llevar a la práctica estas políticas.

Algunas cuestiones sobre la intención de aplicar impuestos a los abonos de las plataformas para el Fondo de Fomento también son detalladas sobre el final del informe, y el cierre hace alusión a la situación del próximo Festival Internacional de Cine de Mar del Plata cuyo futuro genera muchas expectativas: «Imaginamos la ceremonia de cierre del festival, que se desarrollará del 21 al 29 de noviembre, transmitida en directo a la sede de Ventana Sur, que lo hará del 30 de noviembre al 4 de diciembre, en vísperas de su apertura. A principios de año decidimos acercar las fechas y firmamos un convenio con el Ministerio de Cultura para realizar Ventana Sur en el Centro Cultural Kirchner. Tal vez esa ceremonia pueda ser presencial. Pero ya sabemos que gran parte de ambos eventos será online». Podés acceder al informe completo acá.