Esta fue una semana de premiaciones. Además de la entrega del Nobel de Medicina y el correspondiente a Literatura, este viernes se dio a conocer que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es el receptor de la distinción Nobel de la Paz del año, que otorga 950.000 euros.

«Por sus esfuerzos en la lucha contra el hambre, su contribución para mejorar las condiciones de paz en las zonas afectadas por los conflictos y por haber impulsado los esfuerzos para no convertir el hambre en un arma de guerra», es reconocido el PMA en 2020, tal como expresó Berit Reiss-Andersen, presidente del Comité Nobel en Oslo.

Precisamente, el programa fundado en 1961 y que tiene sede en Roma, Italia, y se financia en su totalidad por donaciones voluntarias, publicó en su cuenta oficial en Twitter que premiar esta iniciativa «es una poderosa manera de decirle al mundo que la paz y la erradicación del hambre son indisolubles». Además, el director ejecutivo del programa tuiteó que se siente «profundamente honrado de recibir el Premio Nobel de la Paz. Es un formidable reconocimiento al compromiso de la familia del PMA, que cada día trabaja para erradicar el hambre en más de 80 países».

Al respecto de la labor que realizan, comunicaron que en 2019 distribuyeron 15.000 millones de raciones de comida y asistieron a más de 95 millones de personas en casi un centenar de naciones. «Parte de la belleza de las actividades del PMA se debe a que no solo aportamos alimento para hoy y mañana, sino que también le damos a la gente los conocimientos necesarios para satisfacer sus necesidades en los días de después», ampliaron desde la organización a través de su vocero, Tomson Phiri.