Era la tarde del 7 de septiembre de 1996, lloviznaba sobre la Ruta 12 a pocos kilómetros de Zárate brazo largo, cuando de pronto un camión proveniente de Brasil decidió adelantarse por el carril contrario. En el kilómetro 129, el vehículo embistió al ómnibus que la llevaba junto a su familia y su banda. Se cumplen 25 años de ese accidente que marcaría un antes y un después en la música popular argentina. Ella moría y nacía el mito, porque tuvo el corazón más valiente, porque no se arrepintió nunca de su amor y porque no fue una despedida sino una simple pausa en la vida.

Conversamos con su artista tributo, Marcela del Prado, para homenajear a la abanderada de la música tropical: Gilda.

Al introducirnos en cómo comenzó a hacer el tributo a la cantante, Marcela nos cuenta: «Comencé por curiosidad. Conocí a Laura Maresca, que tenía un comedor comunitario en la zona de Beccar en el año que murió Gilda, pero no sabía quién era realmente. Fui a verla a Laura, y ella fue la que me impulsó a interpretar a la artista”. “Recorrí todo el Interior, fui la precursora de los tributos a Gilda, aprendí a cantar las canciones casi como lo hacía ella, también porque compartimos el timbre de voz, pero siempre traté de mantener su esencia”, relata Del Prado y agrega: “Se me ocurrió poder imitar su ropa para favorecer más el tributo, nunca fue mi idea imitar sino que la gente pueda viajar en el tiempo cuando me vea”.

En relación al impacto y lo que generó Gilda en la música popular, Marcela confiesa que «es una gran responsabilidad interpretar a Gilda, siempre la gente reacciona bien porque Gilda gusta a toda clase social y generación, la magia surge naturalmente”. ”Los videos parecen actuales, es mágico para mí”, expresa su tributo, quien además comenta que participó en la película interpretada por Natalia Oreiro en el año 2016 y le gustó mucho esa experiencia, pero comenta que la serie que se estrenará próximamente interpretada por la actriz Brenda Asnicar será un antes y un después: “Por su fisonomía se va a asimilar más que Natalia”.

Los aniversarios de Gilda son conmovedores, en el Cementerio de la Chacarita tanto como en el santuario de la Ruta 12, donde sus fans recuperaron el micro y crearon un lugar de homenaje: “Algo muy mágico sucede todos los 7 de septiembre en el santuario de la Ruta 12, a las 19 horas se hace una fogata recordándola a ella, sus músicos y su familia fallecida, y llegan los bomberos de la zona y ponen la sirena para recordarla”. “Es muy fuerte, la gente llega de todos lados, caminando, en bici, en micros”, narra emocionada Marcela.

A 25 años de la partida de Gilda, distintas cantantes de Argentina se unen junto a sus voces para versionar los más grandes éxitos de Gilda: Soledad Pastorutti, Brenda Asnicar, Emme, Rocío Igarzabal y Natalie Pérez, entre otras. Desde su muerte, fans le atribuyen la condición de santa debido a que, según ellos, realiza milagros. “No me quiero morir con las manos vacías”, expresó Gilda en uno de sus últimos reportajes.

No solo que sus manos no quedaron vacías sino que su legado trascendió la música tropical y sus canciones son cantadas en canchas de fútbol, fiestas, discotecas y, sobre todo, cada vez que suenan sus temas el ritmo invade el cuerpo y llenas de alegría el corazón de la gente.

Artículo elaborado especialmente para puntocero por Fernando Otondo.